Mi Transición Actual A Una Dieta Basada En Plantas.

Yoali Molotla • 17 Junio 2020

Hola a todos!

Hoy quiero platicarles como he estado viviendo mi transición a una dieta basada en plantas. 

Para serles franco no fue una decisión que hubiese meditado por meses o años, años atrás ya lo había intentado un par de veces, pero fracasaba miserablemente pues no me sentía cómodo "comiendo ensaladas todo el día", en fin les hablaré de que cambió al día de hoy... Todo comenzó una noche como cualquier otra, me encontraba en medio de un maratón de la serie Spartacus, justo terminaba de cenar cuando decidí buscar algo más que ver y ahí fue que encontré el documental The Game Changers. 

Este documental habla de atletas de alto rendimiento que llevan una dieta completamente basada en plantas, mi enganche fue el inicio; pruebas científicas demuestran que los gladiadores romanos se alimentaban casi completamente a base de plantas y se había encontrado que su densidad ósea era mayor a la del ser humano promedio haciéndolos más fuertes que el resto. Me llamo tanto la atención que vi el documental completo, el impacto ambiental que tiene nuestro consumo de carne y los beneficios que trae a nuestro organismo. Una vez que terminó me quedé reflexionando y decidí leer un poco más, principalmente acerca del impacto ambiental. 

Y fue así, en ese momento alguien apretó un switch dentro de mi cabeza que cambió todo hasta el día de hoy. Un par de días después decidí dejar de consumir carnes rojas, blancas y otros derivados animales. Al principio mi familia me cuestiono mi cambio de decisión, que me iba a arrepentir, me podría descompensar, que se me llegará a antojar un buen taco de pastor y "caeré de nuevo", a lo que siempre les he respondido que Si, si se me antojara un taco de pastor, se me antojara volver a comer carne en algún momento quizá pero ese NO ES MOTIVO SUFICIENTE PARA HACERLO. Porque lo que pasó dentro de mi cabeza fue un cambio de consciencia, una nueva perspectiva donde no lucho contra mis deseos, al contrario los abrazo y los entiendo para dejarlos ir y seguir mi camino sin comer carne. 

Y esta anécdota espero les ayude a los que se encuentran del otro lado de la pantalla y sienten que es un esfuerzo muy grande el dejar la carne. Ya sea que comiencen en pro de las vidas animales que son brutalmente terminadas por la ganadería o por el medio ambiente o quizá simplemente por salud. Sea cual sea su decisión entreguense a ella y dejarán de luchar. 

Al día de hoy me he quitado el paradigma que no comer ningun derivado animal hace que tu dieta sea reducida y aburrida, cualquier platillo puede hacerse sin usar ningún producto animal, desde una sopa, hasta un guisado, inclusive postres. Cada uno de nosotros encontraremos nuestro camino, a mí no me agradan los sustitutos que emulan ser carne, pero respeto a quien los fábrica y quiénes los consumen. 

Con el paso del tiempo me estoy adaptando a mi dieta, me siento bien y aunque llego a sentir antojo de vez en cuando de carne la ansiedad se ha ido porque nada justifica lo que como humanidad le hemos hecho a nuestro planeta y a los seres vivos que habitan a nuestro lado. 

Pd: Después de comenzar a transformar mi dieta me empecé a interesar aún más por el medio ambiente, reduje drásticamente mi generación de basura y me he unido a Greenpeace, el resto es historia.