Swallowtail negro -peregrina-

David Ortiz Pineda • 2 Septiembre 2020
0 comentarios
3 Me gustan
30 vistas

Varios meses pasaron bajo el calor tropical y la oruga negra iba cambiando por dentro en su fina envoltura, al tener que estallar en su paciencia;  sus alas lograron darle vuelo a su nueva estructura de más de 500 opciones de especies coloridas y grandes,  en ésta oportunidad fue  la mariposa peregrina la que tuvo lugar.

Yo,  he leído que muchas de estas especies son de las más grandes que existen, y que examinándolas delicadamente tienen género específico y cuentan con características de órganos internos evolucionados para el propio ecosistema y su estilo de vida es ecológico por la clasificación de plantas que escogen por alimento.

Gran cosa que se lee de éstas mariposas,  pero no aportan nada más que "belleza" y algunas interrumpen la producción masiva o industrial de aquellos productos enormes como las zanahorias de los supermercados, sin embargo yo dejé que naciera la propia mariposa negra y no le coloqué sentimientos a esta especie, por lo tanto no le tenía amor, solo la dejé nacer.

Al tenerla en vida, me di cuenta que;  como toda mariposa descansaba en las mañanas y llegando las doce del medio día, volaba por todo el maizal y daba vueltas contenta por las verduras, entonces concluí que; así es el ciclo de vida de éste insecto y, pasé por alto su existencia dejándola en libertad.

Al pasar las semanas en una oportunidad, no siendo la única mariposa del lugar, y al llegar la tarde;  llegó una de éstas especies cerca del patio, comenzó a reposar en un lugar indebido para tener allí la noche de luna llena, entonces oportunamente "probé" hablarle a la mariposa y le pedía la Patía como a los loritos, y me sorprendí de sus movimientos como si fuera una ancianita, la mariposa se iba postrando en mis manos y luego obedientemente se colocó en el lugar seguro en donde pasó allí, toda la noche junto a mis anhelos.

Luego en la mañana, como todas las especies naturales, se largó a su habitad natural dejándome ésta historia para madurar.

mariposa peregrina